En Escandinavia se comienza a perder el fervor por la minería de Bitcoin

Resumen:

  • En Escandinavia existe mucha energía renovable según estudios
  • Los países Nórdicos se hicieron populares entre los mineros por tener energía eléctrica barata

Los países nórdicos de Europa son populares por la criptominería sostenible porque la electricidad es barata y proviene principalmente de fuentes renovables. Pero otras industrias también quieren aprovechar esta energía verde.

Bitcoin es un verdadero consumidor de electricidad. Dependiendo de la estimación, la energía global requerida para extraer la criptomoneda más exitosa es de entre 67 y 121 TV/H al año. Eso es aproximadamente la mitad de lo que consumen todos los centros de datos, para Internet, la computación en la nube, todo el sector financiero y todas las demás criptomonedas. El consumo energético anual total de Alemania es de poco más de 500 TV/H.

Es por eso que se sospecha que Bitcoin y toda la tecnología blockchain en la que se basa son perjudiciales para el clima. Especialmente porque actualmente alrededor del 80% de la llamada tasa de hash, la potencia informática combinada para la extracción y el procesamiento de Bitcoins, se proporciona en los países asiáticos. Y ninguno de ellos genera más de una cuarta parte de su electricidad a partir de fuentes renovables. Además, otro 15% combinado de la potencia informática proviene de Rusia y Estados Unidos, que no son precisamente pioneros en la energía verde.

En el extremo norte de Escandinavia se pudiera realizar minería ecológica

Es por eso que la minería de Bitcoin en Escandinavia se considera una vía verde para salir de este dilema. Islandia fue uno de los países pioneros. Según la Islandic Blockchain Foundation, el 8% de todos los Bitcoins se han extraído allí. Utilizando energía geotérmica e hidroeléctrica, Landsvirkjun de propiedad estatal y otras empresas de energía generan casi el 100% de la electricidad de la isla.

Es tan barato que durante años se ha hablado de tender un cable submarino al Reino Unido para entregar energía verde a Europa, donde es mucho más caro. En cambio, se tomó la decisión de atraer industrias intensivas en energía a la isla, incluidas las fundiciones de aluminio y la industria blockchain.

Una de las primeras empresas en construir una mina de Bitcoin en Islandia fue Genesis Mining en 2013. Sus fundadores incluyen a Philip Salter, quien ahora es director técnico de la filial Genesis Digital Assets y puede resumir las ventajas de la nación insular en una sola línea. “No hay riesgos políticos o geopolíticos, la infraestructura es muy confiable y la electricidad es sostenible e increíblemente barata”.

Philip Salter confía en que Suecia seguirá siendo un lugar atractivo para los mineros de Bitcoin. Sin embargo, es cuestionable hasta qué punto los países escandinavos están haciendo que Bitcoin y otras criptomonedas sean más ecológicas. La industria blockchain en los cinco países juntos representa aproximadamente el 1% de la tasa de hash global, según cifras de la Universidad de Cambridge.

El experto en minería Salter mira el problema desde el otro lado. “Creo que nuestra industria está impulsando la expansión de las energías renovables. No solo en Escandinavia, sino especialmente en los países en desarrollo”.

Esto se apoya en el hecho de que las plantas de energía eólica y solar son las fuentes de electricidad más baratas que se pueden instalar en la actualidad. Algunas de las mejores ubicaciones para esto se encuentran en países en desarrollo. Pero la verdad es que la minería de Bitcoin aumenta la demanda de electricidad. Y hasta que se genere más electricidad renovable, Bitcoin y otras criptomonedas se ejecutarán utilizando energía de combustibles fósiles.

En Escandinavia hay suficiente energía renovable según estudios

La energía renovable está disponible en cantidades tan grandes en Escandinavia que algunos países apenas saben qué hacer con ella. “La región nórdica tiene para el primer año una sobreoferta esperada de energía de casi 30 teravatios-hora al año en condiciones climáticas promedio”, dijo a la cadena DW Olav Johan Botnen, analista de energía del investigador de mercado noruego Volue Insight.

Sin embargo, la demanda de electricidad de la industria pesada también está creciendo allí, especialmente para la producción de ” acero verde” . Aquí, el hierro se transforma en acero utilizando electricidad renovable e hidrógeno verde en lugar de carbón. El hidrógeno sostenible también se produce a partir del agua utilizando electricidad renovable.

Dos consorcios tienen grandes planes en el norte de Suecia. En la pequeña ciudad de Boden, que también alberga la mina Genesis Bitcoin, y en la cercana ciudad portuaria de Lulea, se construirán dos enormes plantas a finales de la década.

No se espera que los 15 TV/H de electricidad ya generados anualmente por las plantas hidroeléctricas y los 10 TV/H que generará el próximo parque eólico terrestre más grande de Europa sean suficientes para satisfacer la demanda.

Fuentes:

Si te ha gustado el contenido de este artículo, por favor compártelo en tus redes sociales. Acá te dejamos las fuentes de las que ha sido extraída la información presentada en este artículo: DW.com.

Please Post Your Comments & Reviews

Your email address will not be published. Required fields are marked *